Juan Pablo Castanon

MÉXICO, D.F., 12 de octubre.- La Confederación Patronal de la República Mexicana condena los bloqueos ilegales de carreteras y tomas de edificios realizados por algunos grupos de maestros en distintas entidades del país.

El diálogo que reclaman los docentes no puede llevarse a cabo bajo amenazas y presiones por fuera de la ley, ni privando a cientos de miles de niños de la educación que por derecho les corresponde.

La educación pública y de calidad de los niños y niñas mexicanos es la base del futuro de nuestra Nación, y un derecho fundamental de nuestros ciudadanos. Bajo ningún punto de vista puede estar sujeta a negociaciones de poder ni a intereses particulares ni de grupos.

Los empresarios de todo el país apoyamos plenamente la Reforma Educativa e instamos a continuar su implementación irrestricta en todo el país.

Exhortamos a todos los maestros a cumplir con su deber –como lo hace la mayoría de los docentes-, en el marco del respeto a la ley, e invitamos a los padres de familia a tomar un rol activo en la educación de sus hijos, acompañándolos a la escuela.

Llamamos a las partes –maestros, autoridades y padres de familia- a tener un diálogo constructivo, pero sustentado en el respeto de la ley y el Estado de Derecho, sin afectar el derecho a la educación de los niños, ni la convivencia pacífica de los mexicanos.